Riesgos de la sobreprotección infantil

Dejar que los niños comiencen a tomar sus propias decisiones y experimenten sus propios errores es una de las tareas más complicadas que se obtiene durante la maternidad y la educación de los niños. En cambio el no hacerlo es uno de los riesgos de la sobreprotección infantil, que logra crear niños inseguros, dependientes y propensos a la depresión.

Pero, esto no es para que te alarmes, tus hijos necesitan que estés con ellos, que les acompañes y protejas, siempre y cuando establezcas los límites necesarios en tu intervención para que no tenga un efecto negativo y contrario a los objetivos que se buscan. Lo ideal  es que inicies desde que son pequeños con aspectos sencillos como dejas que coma solo aunque se ensucie por completo, o también que dejes que se aleje en el parque, eso sí, sin perderlo de vista.

Riesgos de la sobreprotección infantil
Riesgos de la sobreprotección infantil
Aspectos de la protección infantil

A decir verdad, la protección infantil es algo muy natural, instintivo y necesario para que los niños puedan sobrevivir, esto se debe a que desde el momento que nacen requieren todo tipo de atenciones, dedicación de los adultos para que puedan sobrevivir las 24 horas del día. Lo complicado es cuanto este tipo de actitudes se repiten ante las actividades que tienen los niños sin importar el riesgo que conlleven.

Todas las madres desean los mejor para sus hijos, ya que velan por su seguridad, bienestar, para de esa forma poder  evitar todo tipo de sufrimiento. Sin embargo, en el equilibrio se encuentra la virtud, que fortalece la autonomía e independencia, sin dejar a un lado la atención y el cuidado que le den los padres.

Riesgos de la sobreprotección infantil
Riesgos de la sobreprotección infantil

Se obtienen riesgos de la sobreprotección infantil como fruto de las circunstancias especiales, es decir, como lo es un hijo muy deseado y buscado durante un tiempo prolongado, una enfermedad grave o crónica o un accidente, la ausencia constante de los padres, la crianza por parte de los abuelos o simplemente por la personalidad que tengan los progenitores.

Consecuencias de la sobreprotección

Los niños sobreprotegidos dan a conocer una serie de características negativas durante la infancia, que puede permanecer en toda la edad adulta. Lo que conlleva a una vulnerabilidad grande al ser manipulados de forma fácil y con dificultades en la toma de decisiones.

  • Un sentimiento de inutilidad y dependencia extrema.
  • Falta de autoestima.
  • Dificultad en el ámbito de aprendizaje.
  • Falta de responsabilidad de sus propios actos, sin tomar las riendas de su vida.
  • Suelen ser niños mucho más miedosos.
  • Falta de iniciática propia y de creatividad.
  • No se satisfacen con sus propios logros.
  • Pocas relaciones de amistad.
  • Poca tolerancia a la frustración.
  • Timidez y retraimiento.
  • Muy poca empatía.
  • Egocentrismo y necesidad de atención.
  • Insatisfacción de logros propios.
  • Temor a lo desconocido.
Riesgos de la sobreprotección infantil
Riesgos de la sobreprotección infantil

Para que puedas evitar las numerosas consecuencias negativas que conlleva la sobreprotección es muy importante que puedas fomentar la independencia y autonomía de tus hijos, aunque  sin dejar que se pase la línea de por medio para evitar algún tipo de riesgo. De esta forma puedes aprender por la experiencia, ya sea con las acciones positivas como los errores.

Dejar que experimenten

Trata de no intervenir en todos los problemas que tengan, lo mejor que puedes es acompañarle o hacer a que reflexione acerca de la mejor solución, pero debes hacer a que aprenda a proponer opciones, a que las pueda valorar y elegir la que más se adapte. Recuerda que todos los niños se caen, deja que siga jugando y que pueda disfrutar, solo debes intervenir al momento que exista un peligro real.

Trata de fomentar que tu hijo juegue con otros niños, permitiendo a que se aleje de ti y pueda disfrutar con los demás. De esa forma podrás comprobar que no se aleja tanto como habías creído todo este tiempo. Respeta el ritmo de su aprendizaje, y haz a que enfrente sus propios retos. Como por ejemplo, tan negativo como no permitir a que se suba a un tobogán como obligarlo a que lo haga.

Riesgos de la sobreprotección infantil
Riesgos de la sobreprotección infantil

No olvides que los niños valoran en gran manera sus propias capacidades y se mantienen en su propio entorno de seguridad. Por lo que debes fomentar su autonomía y responsabilidad, asignándole una cierta cantidad de tareas adecuadas a su edad. Esto se debe a que poco a poco los niños deben asumir sus responsabilidades, que además de poder comprobar sus capacidades, son capaces de hacer las cosas por su propia cuenta.

Como te has dado cuenta los riesgos de la sobreprotección infantil logran ser una gran desventaja. ¿Qué opinas de este tema? ¿Estás de acuerdo?

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.