Hernia discal, causas y ejercicios para contrarrestarla en casa

La hernia discal surge cuando todo o parte de un disco de la columna es forzado a pasar por medio de una parte debilitada del disco. Esto puede ejercer presión sobre los nervios cercanos o la médula espinal. El dolor y los síntomas provocados por una hernia de disco son problemas comunes en algunos adultos. La columna vertebral se compone de muchas estructuras anatómicas diferentes, incluyendo músculos, huesos, ligamentos y articulaciones.

Los huesos (vértebras) de la columna protegen los nervios que salen del cerebro y bajan por la espalda para formar la médula espinal. Las raíces nerviosas son nervios grandes que se despegan de la médula espinal y salen de la columna por entre cada vértebra. Por esta razón es importante saber todo sobre la Hernia discal, causas y ejercicios para contrarrestarla en casa.

Síntomas de una hernia discal
  • El dolor se origina con frecuencia en un lado del cuerpo.
  • Dolor punzante en una parte de pierna, la cadera o los glúteos y entumecimiento en otra parte.
  • Dolor al mover el cuello, dolor profundo carca o por encima del omóplato.
  • Una hernia discal puede provocar dolor frecuente después de haber estado sentado o de pie, por la noche, al doblarse hacia atrás o caminas más de unas cuantas cuadras.
Ejercicios para hernia discal
Contracción abdominal isométrica

Hernia discal, causas y ejercicios para contrarrestarla en casa

Se debe acostar boca arriba en el suelo sobre la espalda, luego se doblan las rodillas a un ángulo de 45 grados. Ahora se contraen los músculos de la zona abdominal y luego se aplana la espalda contra el suelo, manteniendo los músculos abdominales contraídos durante el ejercicio. El movimiento puede hacer 15 veces, descansando 20 segundos y luego repetir la serie 3 veces.

Superman en cuadrupedia

Hay que colocar en posición cuadrupedia (manos y rodillas apoyados en el suelo), se levanta una pierna y se estira el brazo contrario manteniendo esa posición al menos 10 segundos. A continuación se cambia de pierna y brazo. Se recomienda descansar 20 segundos y repetir todo 3 veces.

La bola

El ejercicio se inicia tumbado boca arriba, se lleva las dos rodillas hacia el pecho y se coloca las manos en las espinillas o la parte posterior de la rodilla. Después se lleva lentamente ambas rodillas hacia el pecho, manteniendo esa posición durante 10 segundos y volver a la posición inicial. Con estos ejercicios se puede contrarrestar la hernia discal sin causar ningún dolor.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.