Consejos de cómo llevar un estilo de vida saludable

Llevar un estilo de vida saludable te hace sentir que estás en el camino correcto, incluso te hacer sentir bien contigo misma, lo que redunda en una mayor autoconfianza y aumenta aún más el nivel de motivación. Si quieres conseguir un estilo de vida saludable, es importante tener en cuenta la salud de modo integral, de esta forma puedes gozar de una existencia más plena. Para estar saludable no solo tienes que enfocarte en laalimentación y la actividad física, sino debes tomar en cuenta desde que perspectiva decides vivir tu día.

Un estilo de vida saludable también implica estar en el peso adecuado, lo que no es igual a tener un cuerpo soñado. Sin embargo, la clave principal está en sentirte bien contigo misma, partiendo de la base de que tener kilos demás no es antiestético, sino que no es saludable. Llevar un estilo de vida saludable es cuida tu cuerpo como tu motor de vida, por ello es importante que esté en movimiento. Caminar media hora todos los días puede prevenir diversas enfermedades, desde cardiovasculares hasta musculares, incluso las de origen emociona como la depresión o la apatía.

Pautas para llevar una vida saludable
1. Llevar una vida activa
El sedentarismo solo trae problemas a tu cuerpo, así que busca la forma de realizar ejercicios ya sea en tu casa o hacer deportes fuera de está. Si esto no es posible, puedes salir a caminar por lo menos media hora al día, recuerda que tu corazón es un músculo que requiere de ejercitación para mantenerse sano, al igual que el resto de músculos de tu cuerpo. De hecho, los ejercicios, especialmente los aeróbicos te ayudan a mantenerte sana, fuerte, a bajar de peso, prevenir enfermedades y reducir el estrés.

2. Hay que cuidar la alimentación
No se trata de volverte obsesiva con el tema y ponerte a contar todo calorías todo el día, pero si debes tener la conciencia para elegir los mejores alimentos y así disfrutar de una salud adecuada. Te recomendamos llevar una dieta balanceada y nutritiva, que no deje por un lado los alimentos necesarios para tu cuerpo. Tu alimentación debe incluir vegetales, frutas, carnes blancas, legumbres, fibra y mucho líquido.
3. Disminuir las grasas saturadas
Este es un punto que debes tener claro, pues no debes eliminar las grasas saturadas. Lo único que tienes que hacer es controlar su consumo y no se debe comer todos los días ya que puedes provocar la aparición de algunas enfermedades.

 

4. Mantener un peso equilibrado
El exceso de peso es un problema para la salud de diversas personas, debido a que aumenta el riesgo de desarrollar graves enfermedades tales como: problemas del corazón, derrames cerebrales, diabetes, cáncer y presión alta. Sin embargo, el peso bajo tienen relación directa con los problemas cardiacos, baja resistencia a las infecciones, fatiga crónica, anemia, depresión, entre otras. Estas patologías se pueden evitar si llevar una alimentación balanceada, controlas tu peso a un nivel normal. Es importante también que cambies los hábitos, incluyendo la comida y la actividad física constante.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.